Viajando con los gemelos – trayectos en coche

En los 15 meses de vida de los pequeños hemos realizado varios viajes con ellos, y por el momento ya hemos probado avión y coche.

Ya hice una publicación con lo más importante de viajar con ellos en avión. Hemos ido a Palma de Mallorca, mi ciudad natal, tres veces desde que nacieron y no ha habido cambios desde la primera publicación, así que me voy a centrar en mi experiencia de viajes en el coche.

Hemos realizado varios viajes de Sevilla a Valencia y más recientemente a Ronda (Málaga) y, aún siendo muy buenos los nenes, os voy a poner algunas cosas que voy a tener en cuenta cuando viaje con ellos.

TenVinilo.com

1. Mejor los viajes por la mañana, suelen quedarse dormidos en el coche y como están descansados de toda la noche, al despertarse lo hacen mucho más tranquilos. Sólo en una ocasión viajamos por la tarde y al llegar la noche se les hizo y se nos hizo realmente pesado.

2. Tanto si salgo muy temprano como después del desayuno, lo mejor es intentar mantener sus rutinas, como con el sueño no se puede al ir de volante o copiloto y como ellos suelen dormir lo que quieren, al menos respetar sus horarios de comidas, y de este modo no añadir hambre al cansancio de viaje.

3. Llevo algún juguete pequeño para que se entretengan. Hay juguetes para coches pero en nuestro caso sólo les di un pequeño juguete con luces y sonidos para una parte del viaje.

4. Como mis pequeños ya comen sólidos, llevo alguna galleta para calmar los posibles efectos de ir atrás en el coche, para calmarles el estómago un poco.

5. Buena hidratación durante el camino, aprovechando los descansos del conductor o de cambio de conductor.

6. Vamos a velocidad moderada y sin movimientos bruscos. Recordad las indicaciones de contramarcha de las sillitas de los bebés dependiendo de las especificiaciones de kg. y edad de los pequeños. Siempre que podáis a contramarcha y si queréis controlar al bebé haced uso de los retrovisores diseñados para el coche.

7. Tengo en cuenta la temperatura del interior del coche, teniendo en cuenta de las recientes publicaciones de no llevar a los niños con abrigo en la sillita, pues podría resultar peligroso en caso de colisión. Así que regulamos la temperatura y dependiendo de la hora del viaje usamos mucho las mantitas.

8. Ojo con el sol. Tanto en verano como invierno, evitamos el sol directo poniendo parasoles en los laterales o en algunos casos los papis usan tintados de lunas. En caso de que sea verano, hay que poner protección solar.

Creo que no me olvido nada. Si alguna tiene experiencia en viajes y quiere añadir algo más, se agradecen comentarios que como siempre son bienvenidos 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *