Trastadas Vol.1

Trastadas

Como sabéis he estado medio mes de agosto casi desconectada del blog. La desconexión, quitando el VDLN kit kat ha sido total y no he programado ni dejado en borrador ninguna publicación.

Suelo escribir nada más encenderse la bombilla, no preparo las publicaciones con tiempo, así me va…

Recopilatorio de trastadas

El mes ya casi acaba y ha dado para mucho. He seguido subiendo fotos, sobretodo en Instagram, de las travesuras de mis enanos, que a veces ya las comparto por petición popular; y es que no paran ni un poquito y cada día liamos alguna. Me incluyo porque normalmente es por despistes míos.

Y sin más rollo por mi parte… os pongo algunas de las lindezas que me brindas monito y lorito.

1.- Llenar el salón de pienso de perro

lo cogen de la bolsa y a partir de ahí hay dos opciones:

a) que se lo coman
b) que se lo tiren al perro

Hoy mismo monito ha decidido dejar su comida, que estaba servida en su mesa, para irse a buscar pienso y comérselo! (que tan mal no cocino joé!) 🙁 cuando le he preguntado que llevaba en la boca me ha mirado fijamente y ha seguido masticando, al mirar ha apretado los dientes y no me ha dejado investigar. Le he llamado la atención pero lo ha vuelto a hacer… la segunda vez ya ha sacado la lengua tirando 3 cachitos de pienso al suelo, riéndose después.

Conclusión: ahora sé porque no se acaba su comida y por qué el perro pasa hambre.
Sospecha: creo que tienen como modelo a seguir al perro, porque si cae algo al suelo lo recogen con la boca, sea el chupete o sea comida que se les cae (siempre que no llego a tiempo). Tendré que dejarles claro que sus “modelos a seguir” somos nosotros, aunque leyendo esto… en fin! Creo que es mejor el perro.

2. Sacar todas las compresas y tampones de las cajas.

Menos mal que nunca lo han hecho con gente en casa, aunque supongo que solo hubiese provocado unas risas, como cuando entro en el salón y me lo encuentro lleno de patatas que cogen del cesto de verduras… en fin, el juego se llama “vamos a cambiarle a mamá las cosas de sitio”.

Conclusión o resultado: mis lumbares necesitan un fisio y un masajito!

3. Bloquear el móvil de mamá.

Por suerte se bloquea porque tienen a Siri contenta, lo peor es que parece que Siri los entiende mejor que a mi, porque siempre acaba buscando algo en internet. Cuando el móvil está bloqueado por más de 10 min. se dedican a hacer llamadas de emergencia, por suerte no al 112 sino a algún teléfono extranjero debido a la cantidad de teclas que marcan. El día que salga un australiano me voy a reir, a él no le hará tanta gracia.

4. última víctima

Mientras escribía estas 3 trastadas han abierto la tapa del desagüe de la terraza y han empezado a tirar cubos de madera, letras pequeñas de foam y cualquier juguetito que entrase por el agujero. Pobre leoncito amarillo!

León encontrado en tubería

2 comentarios

  1. jajaja, pero…y lo bien que te lo pasas??? eso si que no tiene precio!!! Mis indios, sobre todo el mayor también ha comido de la comida del perro alguna vez…jurjur….estos bichos!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *