Organización con múltiples y no tan múltiples XD

Tengo la bendita suerte de haber tenido dos niños que puedo considerar “buenos”, en el sentido de que no demanda ninguno más atención que el otro. Son tranquilos y también he tenido la suerte de evitarme los famosos cólicos del lactante, que yo misma tuve de bebé (3 meses según mi madre de un llanto continuo), y sólo he padecido algunos días de gases inevitables.

Al principio es complicado organizarte con dos porque las demandas de biberones y de cambios de pañal son constantes, pero una vez mis gemelos han llegado ya a los 6 meses, puedo decir que al final no queda otra que organizarse.

Los primeros meses.
Cuando son más pequeños, una intenta darle el pecho. La verdad es que admiro a aquellas mamis de múltiples que han conseguido dar el pecho. Yo lo intenté… pero duré 11 días (algo es algo), así que acabé dando biberón cada 2-3 horas, y una se pregunta: a quién le das primero? Pues muy sencillo, al que llora antes!! y si lloran a la vez? pues al que come más rápido 🙂  que siempre hay uno que come mejor; que no se puede, pues cojín de lactante o hamaca/columpio y se enchufan los dos biberones. Así he salido durante los meses donde las tomas son más constantes, cuando no he tenido la ayuda del papi 😉

Con el tema de los pañales, pues eso no varía mucho, pero yo voy cambiando los pañales cada número de horas, esto es totalmente variable, sobretodo porque mis gemelos lo hacen todo a pares, ya me entiendes…

El sueño. Bien, esto varía, a medida que los bebés crecen van cambiando sus hábitos de sueño, al tiempo que tú misma puedes ir implantando pautas para que vayan descansando y no estén rabiosos por cansancio.
Los primeros meses los despertaba de noche, les daba biberones para calmarlos, los cambiaba de pañal. Ahora te explico lo que voy haciendo desde que cambiaron la alimentación.

A partir del 4º-5º mes  (y ya veré si vuelvo a cambiar y cuando)
Con la introducción de toma de cereales y posteriores frutas y verduras el tema cambia. No te apures si ves que algún dia no sigues indicaciones del pediatra a rajatabla. Los bebés se van adaptando a los cambios y ellos mismos a veces lo piden.
Mi pediatra me indicó que empezase con la toma de cereales a partir del 5º mes, al contrario que otros que suelen indicar a los 4º meses (y así lo indican los paquetes de cereales y algunos potitos de fruta). Así que empecé con los cereales sin gluten, como no están acostumbrados a la cuchara pues empecé en biberón. A esas alturas iban todavía con biberones cada 3 ó 4 horas, así pues unos 5 biberones diarios.

El sueño les cambia así que suelen hacer una siesta más o menos larguita (cada vez más corta) por la mañana, sobre las 11.  Les he ido acostumbrando a la siesta después de comer y antes de la merienda, entre las 15 a 17 horas y a partir de ahí ya duermen tras los cereales de la noche. Por las noches aún les doy leche de lactante para calmarlos si alguna vez tiene hambre, el truco es ir reduciendo cantidades y estirar horarios. Ya a estas alturas no les doy nada o muy muy poco.

A partir de los 5 meses (introducción de fruta)

Comidas: biberón de la mañana al levantarse, biberón a medio día, fruta en la merienda y cereales en la cena. Las horas de las comidas siempre siempre son las mismas
Las pautas de sueño ya las tienen marcadas, y si se saltan alguna se suele notar en su humor.

A partir de los 6 meses (introducción de verduras y pollo-pavo)

Comidas: biberón de leche de continuación la mañana, verduras en la comida, fruta en la merienda y cereales por la noche.
En este caso le pedí al pediatra y ya que me coincide con el verano, el tema de dar agua. Entre comidas y por la noche les doy agua para tenerlos bien hidratados, a parte lo considero importante a la hora de hidratar las deposiciones para que los pobres, que han cambiado la alimentación a papillas, no tengan problemas de estreñimiento.

Las pautas de sueño son las mismas.

El único cambio es el tema de las salidas. Intento ser previsora y llevar la alimentación que le corresponde y apañármelas como todas las mamis para darles las comidas que les tocan. Con el tema de dormir, ellos suelen ir aplicando sus horarios y aprovechan coche carrito para dormir sus horas.

Lo único que se me olvida es el tema de los baños. Eso ya depende de cada mamá. Yo los baño antes de la última comida del día, ya que durante ésta suelen ya quedarse dormidos solos.
Por último, considero importante imponerles un horario de irse para irse a dormir y, en caso de desvelarse, dormirlos en seguida y si eso no funciona, les cambio de lugar hasta que vuelven a coger sueño. Ese es mi método y me funciona!!! 😉 Espero haber ayudado un poquito con este tema, pero vuelvo a repetir, eso es lo que me funciona a mi, otras mamis aplicarán otros métodos para todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *