Las pequeñas cosas

Las pequeñas cosas son lo más importante

Hace poco ha salido el anuncio de TV de una conocida marca de bebida que basa sus anuncios en el mediterráneo, normalmente en las Baleares y como sabéis soy Mallorquina, así que veo esos anuncio con orgullo y nostalgia. Este año han hecho un corto llamado “las pequeñas cosas” y trata sobre lo más importante, que hay que disfrutar de los momentos que te da la vida y apreciar esos pequeños detalles.

Ayer noche hacía muchísimo calor, así que tiré de aire acondicionado y fui encendiéndolo y apagándolo porque no es bueno para los nenes, y en un momento de la noche los peques estaban incómodos, tanto que uno de los gemelos se puso a llorar y vino uno de esos famosos berrinches, mezcla de incomodidad y pesadilla.

starry-night-1149815_960_720

Estuve ofreciéndole agua, lo coloqué conmigo para ver si lo calmaba, lo senté para que se colocase él solo, bueno lo típico; tras 20 mil opciones más, decidí cogerlo en brazos y dar un paseo. Atravesamos el pasillo y nos metimos en su habitación, con balcón que da a la calle, abrí la puerta y nos asomamos. Hacía una noche maravillosa, ni frío ni calor en esa parte de la casa, el cielo estaba despejado y le empecé a hablar; le dije que la gente estaba dormida y que era de noche y se veían las estrellas y cuando se las señalé me di cuenta de que se veían más estrellas de lo habitual, incluso se veía un planeta entre ellas, a lo lejos pero con diferente luz.

Regreso a mi infancia y a mi juventud

Me vinieron muchísimas imágenes a la mente!! Fue como si se me activase una región del cerebro que permanecía dormida hace ya mucho. Recordé que siempre me asomaba a la ventana de mi habitación en casa de mis padres para ver las estrellas, daba igual que hora de la noche fuera, miraba la luna y si estaba en creciente o menguante (eso ya no lo hace casi nadie), intentaba seguir estrellas fugaces en agosto y pedir deseos.

Luego recordé el olor a ensaimada y pan recién hecho que se colaba por las ventanas de la casa de madrugada, que provenían de la panadería en la esquina de dos manzanas mas allá, a mi padre sorprendiéndonos con croissants y ensaimadas recién hechos por la mañana los fines de semana.

Luego recordé a mi madre, ya volviendo a la habitación con mi hijo, cuando me mecía por las noches por mi dolor de oído no siendo mucho más mayor de 6 años. Recuerdo estar en la cama con ella, con un zumbido en el oído (tenía el tímpano aplastado en aquel entonces),  y ella mirándome y colocándome sobre la almohada para que el calor me calmase el dolor. Recuerdo la paciencia que tenía conmigo y quedarme dormida aliviada de tenerla cerca.

De ayer noche recuerdo poco más, llegué a la habitación y me senté con el pequeño en el filo del colchón y lo empecé a mecer mientras lo miraba y recordaba todo eso, pensando que quizás algún día él sería quien meciese a algún hijo suyo y se acordase de noches como ésta. Quizá no ésta porque es muy pequeño, pero sí de las que están por venir.

Sólo espero que su hermano y él sean capaces de apreciar las pequeñas cosas, la familia cerca, que atesoren los buenos momentos y costumbres que hacen las familias y lo recuerden con la misma sonrisa que se me plantó en la cara ayer noche, a pesar del berrinche. Sólo recordaré de ese berrinche que mi hijo me hizo acordarme de madrugada de las pequeñas cosas, las que importan, las que no se pagan, las que se recuerdan toda la vida. Gracias peque!

El pequeño se durmió, lo coloqué a mi lado y me quedé dormida abrazándolos a los dos.

 

2 comentarios

  1. Y las noches que papá sacaba una sábana al patio y nos tumbábamos todos a ver las estrellas… Qué bonito.
    Por cierto, estas noches con la brisa, vuelve el olor a ensaimada y qué hambre me entra!!! 🙂

  2. Que importante son las pequeñas cosas pero que fugaces son a veces. Mi caja de recuerdos te da la oportunidad de atesorar cada detalle del primer año del bebe. Con un monton de material para personalizar.Descubrelo en http://www.mi caja de recuerdos.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *