La importancia de beber agua

BEBER AGUA… Parece un tema tan claro y tan sencillo que más de uno se preguntará el por qué de esta publicación; pues tan claro y tan sencillo como importante  y que tan pocas personas siguen, que he considerado darle un poco de protagonismo, dado que durante los últimos años hablando de éste tema, hay poca costumbre de beber agua a pesar de las múltiples recomendaciones que se suelen dar, tanto médicas como publicitarias.

Hace ya más de 10 años tuve un susto con mis riñones y desde entonces tomo siempre la cantidad agua que se debe tomar a diario, mis 2 litros. El  problema de beber agua es que si no se está acostumbrad@ al final desiste y bebemos poco o bebemos otras cosas. Al pasar el tiempo y cumplir años si me tomo algún refresco azucarado me sienta fatal, así que ya acompaño la mayoría de las comidas con agua, dejando los refrescos para muy pocas ocasiones.

Cuando empiezas a plantearte un embarazo, suelen darte el consejo (no médico) de que te hidrates bien y tomes bebidas como Aquarius, lo he leído en varias ocasiones; pero yo considero que si se toma la cantidad de líquido diario es innecesario recurrir a otras bebidas isotónicas, porque una ya tiene una hidratación adecuada.

Cuando empecé el embarazo me recomendaron la ingesta de 2 litros de agua diarios, y para alguien que está acostumbrado no hay problema. Coincidiendo con la mitad del tiempo de gestación empecé a tener más sed y llegué a los 3 litros diarios. Hay que tener en cuenta que bebes para ti y para tu/s bebé/s y que hay líquido amniótico que se renueva varias veces al día y que el feto llena su vejiga cada 30 minutos y la vacía (hacia la mitad del embarazo), de ahí la importancia del aporte de líquido para no tener escasez de líquido amniótico, sobretodo de cara al final del embarazo y tener un parto seco, o que llegue bien a término y no se tenga que adelantar el parto o intervenir por parte de los médicos por problemas renales del bebé o infecciones.

También es muy importante para evitar infecciones de orina durante el embarazo, tan temidas y molestas y complicadas de tratar por la cuestión de tomar medicamentos que puedan perjudicar al bebé. Ésta es una de las recomendaciones que expliqué en los Consejos para un buen embarazo. Evitar, eso sí, beber agua a primeras horas de la mañana para evitar las náuseas!!!

Tras el parto se debe continuar hidratando bien el cuerpo, para recuperarnos bien y lo más importante, por el tema de la lactancia materna. Es una cuestión de lógica y así lo suelo explicar, si el cuerpo está bien hidratado no tendrá problemas para producir leche materna, pero si no es el caso… de dónde va a retirar primero el líquido? pues del pecho, porque se necesita mucha agua para realizar muchas funciones corporales propias y para el buen funcionamiento del organismo, pero dar el pecho es algo “adicional” por decirlo de alguna manera, aunque suene un poco raro. Así que la mami que quiera dar el pecho debe llevar siempre una botella de agua cerca y reponerse hidratándose para continuar con la lactancia materna.

Ya por último y más importante, el agua y los bebés. Hay que hidratar bien a los bebés desde el principio, con la lactancia, no hace falta hidratación adicional según los pediatras. Una vez pasan a alimentación complementaria si que se debe añadir tus tomas de agua. Y como dije en mi publicación de los resfriados, es muy importante beber líquido porque elimina la mucosidad o ayuda a disolverla para que respiren mejor y se recuperen antes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *