Diario de mis bebés

El tiempo pasa volando. Hace poco hizo 8 meses que nacieron mis bebés, 8 meses de la cicatriz de la herida de guerra de un embarazo duro en cuanto a pruebas y la recompensa a 2 años complicados, pero todo  al final valió la pena.

A veces recuerdo momentos del embarazo y de lo que más me alegro es de haberme hecho fotos de mi barrigota (con 2 no es una barriguita es una barrigota), guardar todas las ecos que me dieron -que al ser embarazo gemelar son muchísimas- y tener el vídeo 4D con posiciones de los bebés bastante graciosas.

Como no sabía si algún día iba a volver a vivir la maravillosa experiencia de estar embarazada, decidimos hacernos una sesión de fotos, cuando tenía una panza de 6 meses y aún me podía mover, a parte de todas las que tengo desde que se me empezó a notar la barriga.

En un mes o así tenemos pensado repetir la sesión con los peques, no quise hacer sesión de fotos con ellos recién nacidos así que esperamos y esperamos y creo que valió la pena porque ahora se ríen muchísimo y ya asoman los dientecitos de leche de abajo de los dos (muy graciosos). Con esto no quiere decir que yo no le haya hecho miles de fotos y vídeos y haber llenado algunos pendrives por mi cuenta hasta ahora, sólo que hemos decidido esperar a que los nenes estén más espabilados y no como en las fotos del DNI que les falta el número de ficha policial debajo 😀

Hay mamás que hacen un diario durante su embarazo, yo lo hice de forma gráfica, tengo los vídeos de las patadas en la barriga en la fase que yo llamo “modo alien” que parece que se van a salir por el ombligo; pero he decidido hacer un diario de sus avances durante los últimos meses. Cuando fijaron la vista por primera vez, o hicieron su primera sonrisa real y no como reflejo, su primer “ajoooo”, etc. Así voy viendo su evolución por meses y si algún día me preguntan cuando empezaron a caminar o a decir sus primeras palabras, ya tendré una respuesta por escrito para consultar.

Os lo recomiendo aunque no se tenga mucho tiempo porque luego miras todo lo que has escrito y es una pasada cómo nos enrollamos las mamás para describir todo lo que hacen nuestros bebés y el orgullo con el que lo escribimos. A parte al ser dos no evolucionan igual y es mucho más divertido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *