Sus primeros pasos, mi operación bikini

A una semana de los 14 meses uno de los gemelos se soltó y empezó a dar pasitos solo; flipé en colores y más al verlo repetirlo unas 3 veces en la siguiente hora, alternándolo con el gateo, tirándose al suelo o llegando a algún mueble. Durante todo el día estuvo probando a dar pasos cortitos poco a poco, y se le veía intentándolo una y otra vez; yo me iba poniendo a distancias cortas y lo llamaba pero al principio solo quería caminar si no le miraba directamente, así que con el rabillo del ojo lo iba controlando.

Ahora que han pasado 2 semanas, los dos gemelos han dado sus primeros pasos, el otro gemelo empezó una semana más tarde y poco a poco, y siempre a su aire, han ido cogiendo confianza; a veces hacen trayectos cortos, otras veces atraviesan el salón o se paran porque algún obstáculo les impide pasar y se vuelven a tirar al suelo, pero lo más importante de todo ha sido cosa suya. “Sus intentos, sus victorias”,  porque ha sido cuando ellos han estado preparados, sin enseñarles a caminar ni insistirles en que aprendiesen a hacerlo, y sobretodo desoyendo consejos de “cógeles de los brazos y en un par de días echan a andar solos”. Los niños hacen algo cuando están preparados y no cuando uno quiere, cada uno lleva su ritmo y para lo que estamos los papás es para darles apoyo, felicitar sus logros y disfrutar de esos momentos, que es lo más importante.

Sólo han tenido un andador, de correpasillos (no tacatá), al que no han hecho mucho más caso que a las sillas, las tronas o mover la mesa del salón de un lado a otro de la habitación; “de mudanzas” como dice mi familia. Lo que sí han tenido ha sido mucho espacio, fuera de objetos peligrosos para que se moviesen libremente desde que empezaron a gatear hace unos meses, y lo que sí ha sido muy muy útil ha sido el parque que compramos hace tiempo porque al estar a su altura lo han usado mucho de soporte y también lo hemos puesto a lo largo cubriendo el mueble del salón y así evitar golpes con los salientes o que se pillasen las manos con las puertas.

Hay muchas mamis que se preocupan porque sus peques no se dan la vuelta cuando deberían, o pasan los 7 u 8 meses y no se quedan sentados, y preguntan a otras mamás. Yo siempre que leo eso les contesto, lo harán cuando estén preparados, a veces un mes arriba o mes abajo. Lo veo porque mis hijos son gemelos y uno empieza antes que el otro a hacer algo. Uno es más hablador (en su idioma) otro es más hábil en la parte psicomotriz pero siempre, a los pocos días o semanas, se acaban igualando.

Ahora empieza mi verdadera operación bikini, justo a un mes de empezar la primavera, por las veces que voy a salir corriendo tras ellos en cuanto se suelten; sobretodo cuando sus direcciones sean opuestas, se abran puertas y salgan escopeteados. Qué miedito!!!

No hay que preocuparse por el desarrollo (dentro de unos márgenes), todo llegará, no tengáis prisa en que se giren, se sienten solitos, gateen, caminen o hablen. Lo harán y tendrán toda la vida para hacerlo. Disfrutad del camino y sus logros mientras llegan a cada meta, que el tiempo vuela!

Deja un comentario