Reunión Familiar

Reunión Familiar

Estoy feliz!! Y es que no hay nada más importante que pasar unos días con toda la familia en casa.

Somos tres hermanas en la familia y vivimos las tres separadas. Mi hermana mayor a la que conocéis como @treintaymadre vive con su marido y mi ahijada en Mallorca, de donde somos todas. Y mi hermana pequeña con su marido y las tres peques en Valencia. Yo me mudé hace casi 7 años a un pueblo de Sevilla, así que nos vemos contadas veces al año. Antes por fiestas, ahora alguna fiesta importante y sobretodo por cumpleaños de todos los primos. A todos los que se puede al menos.

Este año ha coincidido el 2º cumpleaños de mi ahijada con la Feria del pueblo donde vivimos; y si sumamos a eso los casi 900 euros en billetes que nos costaba a los Valencianos y a los Sevillanos desplazarnos a Mallorca, decidimos que viniesen a Sevilla y pasar este fin de semana largo en familia.

 

La feria no es que la hayamos podido aprovechar mucho, porque ha caído toda la lluvia que no ha caido en todo el invierno. Cuando vas a la feria y no tienes niños pues vas a comer, beber y sobretodo estar con familia y amigos, pero con peques lo que te hace ilusión es montarlos en las atracciones (cacharritos) y conseguirles algún peluche de sus ídolos favoritos de los dibujos animados.

En resumen hemos pisado la feria muy poco, sólo un día pudimos estar 2 horas y se lo pasaron genial, menos G1 que durmió todo el rato y creo que ni se enteró que habíamos pisado el recinto. Es la primera vez que me subo en un tiovivo como mamá para sujetar a mi hijo pequeño en su coche de bomberos, con sus dos primas mayores e hincharnos a hacer ruido y tocar las campanas. Creo que disfruté yo más que ellos, lo reconozco.

Aún quedan más días para pasar juntos, para la mitad de la familia, otros por trabajo ya están en camino de vuelta a casa.  Lo mejor es haber podido al fin ver a los primos (6 en total) interactuar unos con otros, jugar juntos, reirse y ver lo bien que se llevan. Ha sido una experiencia increíble, sobretodo verlos en situaciones que normalmente no se producen en casa, y ver como jugaban los primos con sus primas mayores, porque era la primera vez que coincidíamos todos desde que caminan y corren.

Ha sido un poco locura tener 8 adultos y 6 niños en la misma casa, pero con los buenos días que hemos pasado no los cambio por nada; y viendo el resultado tan positivo de la experiencia, seguramente se repita más pronto que tarde.

Lo dije para empezar y lo repito para acabar, estoy muy feliz!

Deja un comentario