Periodo de adaptación para padres

Bueno, llegó al fin el día en el que los peques de nuestros hogares empiezan guarde y/o cole. Digo al fin porque es horroroso que entre el mes de agosto y ya se llene todo de material escolar en los estantes de los establecimientos, mensajes, publicidad y gente forrando libros el 15 de agosto. Es agotador!

Fin del verano

Esta mañana “bromeaba” en twitter sobre que el periodo de adaptación es para los padres, no para los niños, y os explico por qué. Llevo unos días con la preparación mental para volver a la rutina; digo volver porque ya estuvieron en la guardería y acabaron el pasado 31 de Julio, así que solo ha pasado un mes y 11 días.

Reconozco que ha sido agotador tener a los gemelos en la edad difícil de los 2 años (ya y medio) con sus cansancios, sus rabietas y sus frustraciones, también por mi parte debido al agotamiento en algunos casos; pero que han ido en descenso a medida que nos habituábamos a estar de nuevo las 24 horas juntos tras 10 meses de guarde. Los últimos días de agosto y los primeros de Septiembre han sido increíbles; así que pensar ahora que le había cogido el truco al asunto, volver a separarnos durante 5 horas me queda grande de nuevo.

Periodo de adaptación para padres

Realmente las adaptaciones son para nosotros, ellos lloran a la entrada del cole y a los 2 minutos están bien, ya lo pude comprobar en la guardería. Y aunque el primer día es duro, es cierto que luego están entretenidos, jugando, pintando, aprendiendo, etc. Nosotros somos los que necesitamos ese “click” mental que hacen ellos para desconectar y por eso nos llevamos la preocupación a casa.

 

¿Cómo estarán? ¿se habrán quedado llorando? ¿me llamarán por cualquier incidente? ¿me llamarán para que vaya a cambiarles? Y la cabeza que no para. Pero eso es en los primeros días, luego es como cualquier otro día y cualquier cosa que te preocupa. ¡Ya es algo normal! Pasamos a una adaptación en la que sabemos que nos pueden llamar o no, que si pasa algo ya nos lo dirá el profesor, en los que sabes que tu peque está bien cuando de repente un día entran corriendo a clase, ni te dicen adiós y parece que llevan meses haciendo lo mismo.

La mayoría de veces que se despiden llorando es por contagio, pero luego están cómodos. Son receptores de lo que sienten los papis, nos ven tristes, nos notan nerviosos y entran mal ellos e igual nos vamos nosotros. Ojo! que cuando es cole nuevo, profe nuevo y amiguitos nuevos ellos también lo notan, pero su adaptación se centra más en la entrada y salida de colegio y que se adaptan mejor que nosotros (con alguna excepción que confirma la regla).

Hoy hablaba con mamis y algún papi acerca de los nervios que llevamos estos días preparando todo, también de los nervios que nos quedan hasta que entren tranquilos, como comentaba antes, corriendo sin despedirse (cosa que nos duele un montón, al menos las primeras veces).

Todo pasa, todo llega, todo se normaliza y todo vuelve a la rutina, al menos hasta el verano que viene. ¿verdad?

Feliz vuelta al cole o al menos a sobrellevarlo lo mejor que podamos, yo por mi parte los echaré mucho de menos aunque estoy feliz de todo lo que van a aprender a partir de ahora y lo que van a disfrutar, hasta los deberes claro! pero eso será mucho más adelante.

 

7 comentarios

  1. Nos cuesta más a nosotras después de las vacaciones que a ellos… cambian el chip en un segundo.

    • desde luego. Yo aún me siento rara en muchos aspectos. Supongo que como a ellos, ya se nos irá pasando hasta normalizar la situación. Gracias por comentar!

  2. El periodo de adaptación es por ambas partes. A ellos puede que les cueste la incorporación, separarse de nosotros (aunq el berrinche dure lo que dura la despedida), etc. Pero a mi personalmente me cuesta volver a las obligaciones de antes durante el curso, volver a separarme de el durante unas horas, pensar que ya ha pasado el verano…

    • Eso me pasa a mi, parece que nosotros también volvemos al colegio, a parte de planificar todo lo que les afecta a ellos también. Es durillo pero nosotras podemos! (y solo quedan 9 meses para el próximo verano! 😛

  3. Estoy contigo, nos cuesta más a nosotros. Mi hija de 20 meses es la primera vez que va a la Escuela y se esta adaptando medianamente bien. Estoy contenta ya que la van a estimular con mas cosas y luego por la tarde yo podré complementar con otros juegos.
    Yo llevo mentalizada bastante tiempo y nomlo estoy llevando mal, pero esta semana esta siendo mortal de cansancio pensando que no me da tiempo a nada. Ya, ayer fue el primer día que le di mas vueltas a la cabeza… a ver que tal mañana que ya empieza su horario normal.
    Espero que poco a poco nos vayamos adaptando todos. Un abrazo y animos!

    • Muchos ánimos! una vez ya tengas un horario, como toda rutina, ya cuesta menos acostumbrarse. La Escuela le irá genial, ya lo verás. Viene época de cambios y te encantará. Un abrazo!

  4. Pingback: Adaptación de los gemelos al colegio - Mamá d Gemelos

Deja un comentario