¿Cómo se Organiza una Madre de Gemelos con la Lactancia?

¿CÓMO SE ORGANIZA UNA MADRE DE GEMELOS CON LA LACTANCIA?

Gema-300x267

Por Gema Cárcamo González,
Consultora Certificada Internacional de Lactancia Materna
www.gemelosalcuadrado.com

Aunque parezca mentira tener dos pechos no es una casualidad, sirven para amamantar gemelos, aunque generalmente alimentan a solo un bebé. ¿Cómo se organiza una madre de gemelos con la lactancia?

Algunos de los problemas de lactancia más comunes son fruto de cómo se organiza la gestión de los dos pechos con un bebé.

No saber cuánto tiempo dar en cada pecho, si hay que cambiar al otro lado un tiempo determinado , si hay que darle todo del primero y luego ofrecerle el segundo…

Con gemelos además añadimos, ¿hay que cambiarles de pecho en todas las tomas o al día? ¿Se adjudica un pecho a cada bebé? ¿Es la composición de la leche materna de gemelos completa?

En realidad es mucho más fácil que todo esto, simplemente tienes un pecho para cada bebé y punto. No le des más vuelta. En cuestión de organización la regla es “hazlo lo más sencillo posible”.

Antes de empezar de lleno me voy a sincerar contigo.

“Una madre de gemelos o más múltiples nunca debería estar sola con la lactancia de sus hijos, ni tan siquiera cuando no da el pecho”.

Es una verdadera locura y quien lo hace desde luego es de mi total admiración, pero no hace falta sacrificarse hasta ese punto porque así no vas a ser mejor madre y en todo caso puede tener repercusiones importantes en tu salud física y emocional.

Seamos realistas.

La lactancia de gemelos es un problema del tiempo

Una de las cosas que quiero que tengas claro es que el problema al que te vas a enfrentar no es de cantidad de leche sino de tiempo suficiente para satisfacer las necesidades de dos bebés.

La lactancia materna va más allá de lo meramente nutritivo, es una estrategia evolutiva perfectamente diseñada para satisfacer casi todo lo que el bebé necesita.

Los niños no solo reclaman el pecho porque tengan hambre, por eso las madres reclaman con derecho algo de organización.

Aunque no les des el pecho, ese problema de tiempo sigue estando ahí presente, aunque quizás tu percepción es que un biberón puede darte más juego porque alguien puede darlo por ti y de esta manera te puedes organizar mejor.

Esto estaría muy bien si vincularse con gemelos fuera más sencillo, pero necesitas más que nunca el contacto con ellos para enamorarte como de un bebé.

Si estás sola y ambos bebés te reclaman al mismo tiempo, dará igual si les das el pecho o el biberón. Tendrás que tener una estrategia preparada para poder alimentar a la vez a los dos niños que además sea segura y cómoda.

¿Hay algún tipo de lactancia más organizado?

Cada tipo de lactancia ofrece pros y contras que tienes que valorar, intentando integrarlo en tu situación personal y siendo realista con la ayuda que dispones.

Puedes organizar la lactancia de diferente forma según como amamantes:

  • La lactancia puede ser solo con leche materna, o también llamada lactancia materna exclusiva.
  • Puedes optar por una Lactancia Mixta, en la que puedes ayudarte con leche artificial.
  • También tienes la opción de decidir directamente no amamantar.

Debido a que los bebés muy probablemente nacerán más pequeños y antes de tiempo, toda la leche materna que puedas proporcionarles será de gran ayuda. Da igual la cantidad, porque es oro, pero cuanto más leche puedas darles mejor: en lactancia no es todo o nada.

Por supuesto que estás en disposición de amamantar a tus gemelos con suficiencia, ya te he dicho que esto no es un problema de cantidad sino de tiempo. Si tú quieres, tú puedes.

Siendo realista con el tiempo, si lo deseas mucho y no quieres rendirte pronto, hay un requisito indispensable que tienes que tener en cuenta: la ayuda en casa para afrontar la demanda de dos bebés es fundamental.

No quiero darte falsas esperanzas si pretendes hacerlo todo tú. Esta es la realidad. Lo que hagas después es cosa tuya. Pero antes las cosas claras.

La lactancia materna insume una gran cantidad de tiempo, nuestros hijos requieren una alta inversión parental, que es el tiempo de dedicación para su crecimiento y desarrollo óptimos. Como gemelos, también tienen derecho a ello.

La ayuda las vas a necesitar 24 horas al día las primeras semanas e incluso meses, y debe estar suficientemente capacitada para acompañarte y reforzar tu confianza, no ponerte en más problemas. La ayuda no es un lujo, es una necesidad.

Aparte del soporte que te pueda proporcionar tu pareja, que es parte del equipo de la lactancia contigo y los bebés, otra persona más de confianza puede marcar una gran diferencia.

Para organizarse mejor con la lactancia muchas madres preguntan cuántas tomas son las necesarias. Al faltar tiempo para todo tener esta certeza seguramente te ofrece más seguridad.

No podemos hablar de un número de tomas estándar con el que los gemelos van a estar cubiertos con total garantías.

Dependerá de muchos factores, que habitualmente conocen mejor que nadie tus hijos, por eso hablamos de lactancia a demanda, porque solo ellos son los únicos capaces de gestionar el número de tomas con garantías. Otra cosa es que no sea afín a nuestro tiempo y disposición.

¿Pero es que hay que dar lactancia a demanda a gemelos? ¡¡¡¡No fastidies!!!!

No obligatoriamente, depende del objetivo que tengas en mente con tu lactancia, pero esto funciona mejor si se hace como está diseñada la lactancia: darla cuando cada bebé lo necesita.

Esto supone multiplicar la demanda por dos. Sopesa que prefieres ¿una lactancia de cantidad o una lactancia de calidad? Ambas posiciones son muy respetables.

Por lo menos durante el primer mes y medio serán muchas tomas y muy variables, los estudios de Saint y col. refieren una media de 15 tetadas diarias. ¡Cada uno!

¿Será siempre a ese ritmo? Puede que sí o puede que no.

Llegará un momento en que puedas ver que siguen una regularidad y podrás tomarte la libertad de tantear un horario más organizado de tomas y quizás hacer una lactancia a oferta.

No te puedo dar garantías, pero muchas madres me dicen que les acaban cogiendo un ritmo.

Para empezar a tantear puedes ayudarte con un registro de las tomas para hacerse una idea y empezar cuanto antes.

Hay una característica de la lactancia materna que puede resultar especialmente incómoda justo en estos momentos de escasez de tiempo y de manos: que depende de tí. Tu eres la que produces la leche y la que tienes que estar dispuesta a amamantar o sacarte leche.

Así tenemos dos tipos de lactancia en mayúsculas:

  • Lactancia materna directamente del pecho, que es la situación más cómoda e ideal, con el mayor número de beneficios para los bebés y madres, y
  • Lactancia materna diferida, que es la situación en la que te sacas leche y luego se administra a los bebés de otra forma diferente, que suele requerir más tiempo de preparación, administración y limpieza de utensilios.

Lactancia directa

Es la situación más sencilla y fácil. No tienes que recurrir a nada más que el pecho. Puedes incluso amamantar a la vez cuando te das maña y te entrenas.

Teóricamente es muy sencillo, pero en la práctica puede ser muy complicado, sobre todo con bebés pequeños.

  • Para empezar a practicar puedes entrenarte cuando estás acompañada, porque si lo haces en un momento loco a solas puedes acabar como el rosario de la aurora.
  • Se requiere cierta práctica y habilidad de los bebés mamando para que funcione al 100%, así que tendrás que armarte de paciencia hasta conseguir hacerlo, porque requiere tiempo.
  • Aunque sea lo más sencillo en temas de organización, poner a dos bebés al pecho al mismo tiempo puede resultar una experiencia muy tensa y frustrante, sobre todo cuando los bebés lloran desconsolados y te pones nerviosa. No te sientas obligada a ello.

La mayoría de las madres de gemelos prefiere dar el pecho de uno en uno a pesar de que aumenta el tiempo que dedicas al pecho, y solo un 9 % siempre lo hacen de dos en dos. No creo que sea por comodidad, sino por temas de logística.

Lo lógico es hacerlo a la vez o de forma individual en función de las necesidades del momento, como lo hace cerca de un 31% de las madres que participaron en el I Sondeo Multilacta de lactancia múltiple (2006).

Si decides hacerlo de uno en uno supondrá más tiempo para amamantar, desde luego, pero tienes mayor control sobre la posición y el enganche. Así evitarás las grietas y mejorarás que cada bebé consiga más leche.

Es una situación temporal hasta que domines la lactancia, luego puedes continuar haciéndolo de dos en dos.

Si tienes ayuda en casa puede ayudarte a colocarles a la vez y controlar que lo hacen bien.

Si no tienes a nadie en ese momento, si quieres consolar al segundo gemelo, una idea es colocar al gemelo cerca de ti sobre el cojín de lactancia aunque no esté tomando el pecho, y así evitar que al despertarse llore y te ponga nerviosa.

Algunas madres usan una hamaquita que acunan con los pies para calmar a ese bebé, incluso las más atrevidas el porteo sobre un fular.

En cuanto a si adjudicar o no el pecho a los bebés o rotarlos, te dejo un artículo por si lo quieres repasar aquí. Pero tal y como te he dicho, simplificando, la opción más organizada es adjudicar el pecho.

Un truco: el llanto es la última señal de hambre de los bebés. Si quieres que la lactancia sea más agradable y menos tensa, procurar colocar a los bebés al pecho a la mínima señal de querer mamar.

Esto es, a partir del momento que los veas que están iniciando el despertar, medio adormilados aún. Desde este momento hasta el llanto pueden pasar por otras fases en las que amamantar es más fácil que cuando están llorando. Por ejemplo, despiertos en estado de alerta tranquila.

Lactancia Diferida

Consiste básicamente en sacarte la leche para administrársela posteriormente a alguno de los bebés o a los dos.

La lactancia diferida puede ser puntual, temporal o permanente.

También puede ser exclusiva o mixta. Esto quiere decir, que puede que sólo hagas lactancia diferida en toda la toma, o que primero des el pecho y luego completes con leche materna extraída.

Las madres de gemelos suelen pensar en una lactancia diferida cuando:

  • Por mucho que lo intentan no hay manera de dar el pecho a alguno de los de bebés de una manera sencilla, ya que muestra muchas dificultades para engancharse o mantenerse en el pecho.
  • Los bebés son tan pequeños que necesitan mucho tiempo para hacer una toma, y se cansan pronto, eternizándose y encadenando una toma con otra sin hacer mucho más en el pecho.
  • Quieres salir a la calle y vas a dejar a tus bebés a cargo de otra persona.
  • Quieres descansar más por la noche y has pensado que el padre puede hacerse cargo de dar la toma con tu leche.
  • Eres madre de más de dos.

En las primeras semanas puede ser más fácil y menos agobiante para ti intentar poner a todos los bebés al pecho en todas las tomas sin presiones como el tiempo que dispones o la inseguridad frente a no saber qué cantidad de leche están tomando, porque estás preocupada por el peso al ser pequeños.

  • Si los bebés maman bien, tu lactancia no es molesta ni dolorosa, y los bebés crecen bien, puedes hacer el esfuerzo de hacer una lactancia directa al pecho completa.
  • Si tienen dificultades para mamar hay que valorar cuál es y cuánto tiempo aguantan succionando y tragando de forma rítmica y regular, de forma eficaz. Se trata de dejarles que se vayan entrenando al pecho sin prisas hasta que muestren señales de no estar comiendo de forma efectiva.

Vamos a centrarnos en esta última opción. Con ella puedes organizar una lactancia sobre todo de calidad.

Cuando alguno de los bebés o ambos no son capaces de hacer una toma completa de pecho está justificado de forma realista dar prioridad a su alimentación por encima de todo, porque tienen que crecer y hacerse fuertes.

Cuanto más fuerte estén mejor mamarán.

Como segunda prioridad estará que protejas tu producción de leche, así que sacarse leche materna para darla de forma diferida con biberón, vasito o jeringa hasta que la situación mejore tiene todo su sentido.

Tampoco tiene que agobiarte, recuerda que tus bebés van a estar alimentados siempre, con más o menos leche materna y si es necesario con algo de fórmula.

Haciendo esto encontrarás tiempo para poder extraerte leche y mejorar el volumen que necesitas mientras te aseguras que siempre estarán alimentados, mientras que además disfrutas de un tiempo amamantándolos. Sin agobios.

Desde luego es más lento, pero paso a paso se construye el éxito.

Puedes hacer así:

  • poner a los dos bebés a mamar y dejarlos un tiempo determinado hasta que se cansen o dejen de succionar y tragar,
  • sacarles del pecho y extraerte leche materna mientras otra persona les da el complemento de leche materna que tengas preparado de la sesión anterior.

Para administrar esa leche recuerda que el método y el dispositivo debe ser seguro. Algunos cojines de lactancia como el Z Twin pueden ayudarte a colocar a los bebés en posiciones más erectas, para dar esa leche de forma segura evitando que se atraganten.

Algunas madres deciden dejar a los bebés con biberones que se los tomen solos, sujetándolos con inventos variados. Aparte de la inseguridad que ofrece no tener control sobre el flujo, los bebés pierden algo que nunca debe faltar: el contacto con el cuidador.

Con el tiempo, los bebés mamarán mejor, el tiempo al pecho será mayor y necesitarás sacarte menos leche.

Sé que estarás deseando deshacerte del sacaleches cuanto antes, pero no te apresures. Para algunos equipos de madre-gemelos podemos hablar de varias semanas largas o meses.

¿Cómo colocar a los bebés a la vez sin perder los nervios?

La lactancia simultánea es el sueño de toda madre de gemelos porque ahorra tiempo.

No quiero dejar de darte unas claves para colocar a los bebés de forma simultánea cuando estés preparada para ello.

  • Primero crea tu nido, busca un lugar en casa donde tengas todo preparado. Los cojines o almohadas, los pañales, y algunos tentempiés nutritivos y agua. Un lugar seguro.
  • Coloca las almohadas de forma estratégica para que estés cómoda. Sólo para llegar y sentarte.
  • Dispón a los bebés de una manera que después de sentada en el nido los puedas llevar hasta el cojín de lactancia o tu pecho. No es necesario que ahora mismo les enganches. Puede ser en la cama en el centro en el hueco de tus piernas abiertas, o en el sofá con cada bebé a un lado del lugar donde te sientas. (Cuidado porque los bebés pueden rodar en el sofá, coloca algo que te sirva de barrera antes).
  • Una vez en el cojín o sobre ti, los bebés tendrían que poder engancharse solos del pecho si los colocas en una posición determinada.

Esta será:

  • Frente al pecho, con tu pezón a la altura de su nariz,
  • el cuello recto, lo más pegados a tí, muy enfrentados.
  • con el mentón o barbilla pegado al pecho para que solo tengan que hacer el movimiento de extensión de la cabeza y engancharse.
  • Alineados oreja-hombro y cadera.

¿Qué hacer cuando toca salir a la calle?

Amamantar a gemelos en la calle puede ser un circo. No hay nadie que no esté tentado a acercarse a curiosear.

Puedes planear con antelación una serie de tomas seguidas antes de salir de casa, para que cuando salgas no tengas que hacer una parada para amamantar a los bebés.

No te recomiendo salir sola, pero si no tienes más remedio y te sorprende alguna toma fuera puedes llevarte una pequeña almohada de tipo mariposa para poder apoyar a un bebé mientras lo amamantas mientras el otro lo acunas con el carrito.

Hay mamás que deciden directamente llevar leche materna extraída en un biberón para no tener que complicarse la vida fuera buscando un espacio adecuado.

Las más atrevidas se ayudan de un fular para poder atender urgentemente una toma.

Sincronizar o no los horarios de las tomas

Sincronizar las tomas tiene como objetivo que los bebés tomen el pecho a la misma hora.

La lactancia a demanda con gemelos pueden ser una locura y hay muchas madres que quieren reducir tomas por las noches, organizar las tomas diarias para que sean más previsibles y tener espacios de tiempo para dedicar a hijos más mayores.

Algunas madres tienen dudas sobre el tiempo que pueden llegar a dormir los bebés sin peligro y si hay que despertarles obligatoriamente pasadas dos horas o tres.

Si va subiendo bien de peso y hace un mínimo de 8 tomas al día, no pasa nada que duerman unas horas del tirón (aunque no harán más de 4 o 6 con mucha seguridad).

La sincronización de tomas puede funcionar con gemelos idénticos, pero no es una garantía. Los gemelos idénticos tienen patrones de lactancia muy parecidos y pueden coincidir.

Aún así los bebés pueden ser muy diferentes y tu pecho puede ser distinto uno de otro. Si notas que uno de los gemelos se muestra incómodo con el patrón ideado, puede que no le venga bien y necesite tomar más frecuentemente y el tiempo que él determine.

En el caso de las noches, por ejemplo, lo que se hace es que cuando se despierta el primer bebé, se le amamanta y al acabar se despierta al otro para amamantarlo también.

Puede ocurrir que no quiera despertarse y es posible que pases más tiempo haciendo intentos quitándote tiempo de descansar o dejar que duerma el tiempo que quiera. Ya te he dicho que si están creciendo bien toman el pecho como mínimo 8 veces al día, puedes dejarlo tranquilo y descansar.

Luego suelen autorregular sus tomas y hacer un par de sesiones o tres más seguidas en poco tiempo.

¿Qué pasa por la noche?

Las noches es otro de los problemas de los padres. Todos tenemos un poco de miedo a privarnos de sueño y no poder rendir de forma adecuada en el trabajo o en el cuidado diurno de los bebés.

Afortunadamente con gemelos se puede hacer también colecho (dormir con los bebés en la misma cama). No es necesario hacerlo con los dos a la vez, pero puedes tenerlos juntos en una misma cuna al lado de tu cama e ir amamantando conforme se despierten.

Después de amamantar al primero y que se haya dormido, cuando el otro despierte, haz el cambio y sigue amamantando del otro lado. Aquí la pareja puede ayudarte mucho a hacer esta transferencia de bebés.

Haces al mismo tiempo colecho y cohabitación (dormir con los bebés en la misma habitación).

El padre o pareja

Dejo para lo último el papel del padre en la organización de la lactancia materna, pero no por eso es menos importante. Es más, es imprescindible.

El padre es parte de la lactancia materna. No realiza la tarea de amamantar porque no tiene tetas, pero su apoyo y decisión facilitando la lactancia merece mi gran admiración.

El padre puede colocar a los gemelos al pecho, transferir niños de la cama a la cuna y de la cuna a la cama, o preparar la comida y dejarla lista para el día siguiente. Es de gran valor.

Además es quien te proporciona soporte cuando los opinólogos vienen a cuestionar si deberías pensar en dejar de amamantar. Con gemelos un papel sustentador, que solo piensa en salir a trabajar y traer el dinero a casa no es suficiente. No nos interesa.

Si te decantas por opciones que implican alguna toma en diferido, el padre es una opción perfecta para ofrecer esa leche mientras te sacas leche.

Puede que decidas hacer esas tomas diferida justo cuando está él en casa o prefieras hacer las tomas directas para que te ayude a colocar a los bebés al pecho.

El padre puede hacer muchas cosas para que la lactancia materna diaria sea más fácil y angustiante. Si tienes más hijos y son muy pequeños aún, el padre puede encargarse de los mayores.

Y algo que no se os debe olvidar nunca: felicitaros mutuamente por vuestro excelente trabajo.

Seguramente hay muchas cosas más que podrían facilitarte la lactancia con gemelos, pero una de ellas se lleva la palma: si buscas una tribu, como en los grupos de apoyo, podremos encontrar juntas muchas más ideas.

Como madre de gemelos lo que menos nos falta es creatividad.

5 comentarios

  1. Con mis gorilas hice lactancia materna exclusiva hasta los siete mesos (fueron prematuros). La verdad es que en neonatología me ayudaron mucho con el tema y tuve la suerte de que mi pediatra también me apoyó y me animó cuando yo estuve a punto de desistir en alguna de esas crisis de lectancia. Y el padre de las criaturas también claro aunque por aquel entonces llegaba muy tarde de trabajar y la toma de la noche y ponerlos a dormir me tocaba a mi solita. En este post os explico mi experiencia por si os resulta útil. Un beso!
    https://gorilasalcuadrado.com/2016/02/17/lactancia-para-dos-mi-experiencia-con-mellizos-prematuros/

    • muchas gracias guapa! la publicación la hice porque me la solicitaron así que cualquier info adicional a la guía completa de Gema, es bienvenida! muchas graciassss

    • Hola Marta, de todas las experiencias aprendemos un poquito más. SIn referencias ninguna mamá podría hacerse una idea de qué es lo que le depara el mundo con dos bebés.
      Un beso

  2. Madre mía que post más completo!! Es de admirar a los papis que tenéis gemelos!! Todo por dos, incluido sonrisas, que es lo que gana a todo!!jeje

  3. Gracias Mamáscherokee, creo que lo merece. Llegas a esta crianza y nadie te cuenta nada útil, solo se animan con comentarios, a veces no solicitados, incluso de quienes más te quieren, que de desaniman un montón. Espero que os sea de verdad muy útil.

    Un beso

Deja un comentario