Nuestro Carrito – Mountain Buggy Duet

Ufff!!  Qué dilema comprar un carrito de bebé cuando es sólo uno, con la cantidad de modelos y marcas que hay, pues imagina tener que elegir un carrito gemelar, que no sea excesivamente caro, ni pese un montón, que sea manejable, y lo más importante que sea lo suficiente práctico y evolutivo para que dure mucho.

Estuvimos mirando muchas comparativas en internet. Muchas marcas importantes. Algunos eran carritos novedosos y había que elegir entre, un hermano al lado del otro, o un hermano frente al otro? elegir las marcas más famosas o arriesgarnos con uno que no se conozca tanto? Variables a tener en cuenta, intentaré enumerarlas:

 

  • En paralelo o alargado. Lo de llevar uno frente a otro, pues está bien para ellos, pero y si el carrito es muy largo y no cabe en ciertos ascensores? Gracias al consejo de una buena vendedora que no dijo:  “cuando son pequeños este carrito va muy bien, pero en cuanto pongan peso, al llevar un carrito más alargado cuesta mucho subir baches y tienes que hacer mucha más fuerza. El carrito es más pesado!!”; así que esta opción quedó descartada, y nos quedamos con la opción de uno junto a otro.
  • Precio: entre los paralelos hay varios modelos. Entre unos y otros había una diferencia de hasta 600€, pero estamos en lo mismo que en otros productos. A veces pagas la marca.
  • Ancho del carrito. Por suerte los fabricantes piensan en los padres de los que tienen que llevar a dos, en centros comerciales, edificios y demás lugares que se frecuentan y que no se puede subir el carrito por las escaleras mecánicas. Y en edificios donde los ascensores, al igual que las puertas convencionales, tienen un ancho estándar. Así que debía ser de una medida considerable.
  • Peso del carrito. Ésto y la manejabilidad del carrito van asociados. Así que debía pesar poco, ser resistente y aguantar también el peso en aumento de los pequeños.
  • Comodidad de los pequeños. Lo último pero más importante!!!!! que los niños no vayan como sardinas enlatadas  XDDD

Así que teniendo todas esas cosas elegimos este modelo.

Mountain Buggy Duet

 

Aquí aparece en color negro, pero hay más colores.

He llevado a los peques hasta que han llegado al final de los capazos con los pies XD y cuando ya demandaban ir incorporados; es muy práctico, las ruedas se desmontan (las de atrás) por si fuese necesario y los capazos también, quedan sólo la estructura por si hay que colocarlo en maleteros más pequeños de coche. Cabe por puertas convencionales, sin necesitad de abrir puerta auxiliar si la hubiese. Nos metemos prácticamente en cualquier ascensor, ese era mi mayor miedo. Ya están en las sillas de paseo, así que no hay que desmontar nada. Es muy fácil incluso cuando va una persona sola con los dos. Es muy muy ligero, tanto que gira con una mano y aunque mis nenes cogen peso es fácil de subir aceras, a penas haces un poquito de palanca se maneja igual que un carrito individual.

Te recomiendo, si lo escoges, que primero te dejen probar el de exposición en tu coche; tanto ese como cualquier otro modelo. Qué mires las medidas del carrito y si puedes (ya que hay meses por delante hasta que nazcan tus bebés) que mires los lugares que frecuentas para ver si el carro que elijas cabe. Pruébalo en la tienda, mira si es ligero y prueba también a montarlo y desmontarlo, que para eso están los carros de exposición; igualmente siempre la chica que te lo vende te hace demostración, sino exígelo! je je  😛

Sólo te puedo hablar de éste porque obviamente es el único que he comprado. No sé si es mejor o peor, pero desde luego es una buena compra y una buena opción. Están apareciendo modelos similares de otras marcas, con chasis más ligeros; compara!!

Os dejo la web! También hay carritos individuales 😉

https://mountainbuggy.com/es

Un saludo!

 

Deja un comentario