Microcuento 4: El sabotaje a la hora del café

Érase una vez que se era… y bla bla bla!

Estaba descansando tras una mañana de visita a la guardería con los peques, un paseo bajo un sol muy agradable, y una deliciosa comida para los gemelos y para mi.

Los niños se acababan de quedar dormidos en su siesta habitual, así que aprovecho para hacerme un café, ya era muy tarde para echarme la siesta en la cama y desconectar del mundo. Tomé una de mi tazas, esas que colecciono, la llené de café recién hecho y humeante, añadí un poquito de leche y su cucharada de azúcar; me senté frente al ordenador, revisó lo habitual: redes sociales, correo, un par de vídeos de los pequeños hasta que llegó papá…

El papá de gemelos vino, me dio un beso y se fue a seguir trabajando, visita breve que me sacó de mi necesaria desconexión mental. Salió de la casa sin hora de vuelta y yo seguí a lo mio. Y ahí comienza todo.

Primer sorbo de café – silencio – se despierta Gemelo2 de la siesta abruptamente, me doy cuenta al ver el vigilabebés, dejo la taza y subo a buscarlo; por suerte Gemelo1 aún descansa y no tengo que bajarlos a la vez. Una vez llegamos al comedor intento dejarlo de pie en el suelo, G2 protesta y lo vuelvo a alzar y lo abrazo. Nos vamos al sofá, lo pongo en mis rodillas y le ofrezco agua, parece que esto lo calma y se va al suelo a jugar, entrando y saliendo a la terraza.

Vuelvo a tomar mi taza, noto que el café sigue caliente ya tirando a templado; tomo otro sorbo mientras vigilo a G2 entrar y salir. Se para en el marco de la puerta del balcón y empieza a gruñir, esos gruñiditos de esfuerzo que suele sincronizar con su hermano (esta vez no): uff! toca ir  a cambiarlo, lo cojo y nos vamos al baño.

Pongo a G2 en el cambiador – pienso: ¡qué raro, no se queja! lo miro y se queda mirándome fijamente, sonrie ligeramente levantando un poco las comisuras de los labios, no me enseña lo dientes, y pone cara de: ¡verás mamá que regalito te he dejado! Efectivamente, regalazo y me olvido de todo lo demás… volvemos al salón comedor.

Una vez G2 está entrIMG_5318(1)etenido, mamá ofrece merienda al G2, éste la acepta y empieza a comer; mamá se sienta, toma su taza y disfruta de otro sorbo de café – uf! está tirando a frío!  y… llanto incontrolable de G1 desde la habitación. Mamá vuelve a dejar su taza en la mesa y sube, pero esta vez deja a G2 en el patio interior de la casa y la barrera abierta.

Saco a G1 de la cuna y cuando bajo observo a G2 subiendo escaleras y el perro comiéndose su merienda. -Ains señor! – suspiro y resignación-. G1, al igual que su hermano, no me deja que lo suelte, mismo ritual que antes, sofá, agua y a jugar. Les ofrezco merienda a los dos, que al fin aceptan y se entretienen solitos. Me siento, tomo la taza de café… está helado.

  • Mañana quizá! – pienso mientras los observo. Sonrio y me voy a jugar con ellos al sol.

 

 

13 comentarios

  1. jejeje. Que entretenida estás…. Un besazo a esos dos bichejos. Yo al momento café tranquila hace mucho que renuncié. Un beso

  2. Yo me lo pongo con la leche fría directamente ;). Un abrazo!!

  3. Yo me lo pongo con la leche fría directamente ;). Un abrazo!!

  4. jajajjaaj yo no puedo, no me gusta! 🙂 es más por el momento café que por la temperatura, de loque tardé en acabármelo. un abrazo y gracias por el comentario

  5. yo a veces hasta me lo tomo! aunque prefiero siesta un ratito con ellos 🙂

  6. Niña, y si te compras una de esas gorras que tienen cañitas a los lados? Jajaja Qué arte tienes!

  7. oye, pues no es mala idea eh? voy a buscar por internet jajajaaj

  8. Jajajaja anda que te tienen poco entretenida tus enanos… y nosotros por Twitter!! Esto es un no parar!!! 😂😂😂😂😂
    Un besote preciosa!

  9. desde ayer ando un poco, solo un poco desaparecida, pero es que a veces estoy como el día, nublada!!!

  10. Le has cogido el truco a los microcuentos!!
    Lo de tomar el café caliente…es un desafío. Béndito microhondas!!!!

  11. seguiré sólo si os gusta, por ahora parece que sí! también críticas negativas eh? que sino no se avanza!!

  12. Es posible ser mamá o papá y tomarse un café caliente??? Yo ya casi los he suprimido porque para tomarlos de un trago y no poder disfrutarlos…

  13. Jajaj!! Esto es la ley de Murphy si es que no hay manera de tomar e café calentito!!

Deja un comentario