Mi Segunda Infancia

13051702_10209749870729192_1009352444057401684_nDesde que era niña siempre he hecho algo; estudiar, nadar y trabajar, todo seguido, sin descansos exceptuando las vacaciones correspondientes y unos meses de paro que se debieron a un ERE y, gracias a Papá d Gemelos, un cambio en mi vida hasta que encontré mi último trabajo; yes cierto que ahora mismo estoy pasando por una segunda infancia gracias a mis hijos.

Al ser gemelos pues no es que me de para mucho tiempo, así que ahora son independientes a la hora de desplazarse y desde que cumplieron el año hacen algo nuevo cada día, pues la expresión que mejor define la situación que estoy viviendo con ellos es: ESTOY DISFRUTANDO COMO UNA ENANA.

Y es que juego con ellos siempre que puedo, sobretodo me encanta llevármelos a la terraza a ver como corretean, juegan con el perro, cogen pelotas, se entretienen con cualquier tipo de cosa, una bolsa de plástico gigante que está hecha un bolillo en la terraza, los maceteros vacíos que dejé tras trasplantar geranios y botes y cajas vacías que me encuentro en lugares de lo más curiosos. En fin, una pasada compartir esas horas con ellos porque no recuerdo cuando fue la última vez que jugué así, pero si recuerdo cuando lo hacía con mis hermanas, 0% juguetes, 100% imaginación, y es algo que quiero compartir con ellos y se les quede para siempre.

Suena cualquier tipo de canción en la tele y automáticamente bailan, reconozco que de forma muy rítmica para tener ya casi 17 meses y cuando acaba se ponen a aplaudir demostrando así lo que les ha gustado, y a mi se me cae la baba a más no poder!!! Su entusiasmo es absolutamente contagioso, así que me levanto y me pongo a bailar con ellos, o los grabo para poder recordarlo para el día que ya sean mayores y no lo hagan, hasta que tengan sus propios hijos en el futuro y sean éstos los que le provoquen ese efecto como a mi.

La música llegó en forma de canciones pero hace poco descubrí que cualquier objeto que pueda asemejarse a un instrumento de percusión y con sonido rítmico les hace moverse igual; de hecho tras una ducha, el grifo quedó goteando sobre un bote grande de champú semi vacío, papá d gemelos me llamó y me señaló a G1 bailando en el pasillo al escuchar el sonido ampliado en el baño. A partir de ahí usamos cualquier objeto para golpear y ellos como si fuese un concierto en directo. Les chifla y me flipa verlos.

El tema de las canciones, ejem, soy pésima, su papá también aunque no lo reconoce, pero éste tiene la increible capacidad de aprenderse las canciones de los dibujos con solo escucharlas una vez, si sí! una vez. Yo alucino en colores al escucharle cuando les canta a los peques, no se equivoca en ningún renglón y es muy tierna la estampa, porque no se le da nada mal, se nota que les canta con amor.

La verdad es que me despidieron estando embarazada de ellos, gané el juicio contra la empresa y ahora estoy en el paro ya al fin oficialmente, pero sinceramente me hicieron un favor al poder disfrutar “como una más” de mis hijos, ver todas sus primeras veces, sus primeros pasos, como crecen y su relación especial de gemelos. No me hubiese querido perder eso por nada y me siento afortunada y FELIZ.

4 comentarios

  1. El Cucu también baila con cualquier sonido y se aplaude!! Son tan graciosos! Un abrazo!!

  2. El Cucu también baila con cualquier sonido y se aplaude!! Son tan graciosos! Un abrazo!!

  3. Es una edad buenísima, verdad? Yo estoy disfrutando mucho con ellos ahora mismo, me divierten de las cosas nuevas que van haciendo

  4. Es genial verlos crecer y estar con ellos. Aprovechalo
    Los mios también son muy bailarines jejeje. Un beso

Deja un comentario