Manías y costumbres

organic-2
Manías y costumbres

Recopilatorio de todas las Manías y costumbres que tienen mis hijos. Iba a ser un simple tweet pero se empezaron a acumular, así que decidí pasarlo a publicación. Así nos reímos todos un rato.

Las más normales

Entre las más normales podemos incluir el manejo del mando antes de cualquier juguete, o que me lo traigan porque el cantajuegos que está sonando no les gusta. Es algo así como “mamá, cambia!”

La del mando fue de las primeras , luego se agregaron las típicas de “no me des una galleta rota, que lloro!”. Ésta ha evolucionado, pero la dejo para más adelante

Las raritas

Uno de los peques, creo que ya lo comenté en otra ocasión, tiene una pequeña tendencia a coger la escobilla del baño y traerla al salón y ponerla encima de la mesa. Nos ha costado trabajito que deje de hacerlo, pero seguro que no es la última vez.

Cada mañana solemos hacer lo mismo, así que me considero la “culpable” de muchas manías o repeticiones que van haciendo como suyas; aunque como animales de costumbres que somos, me alegro de ir creando unas rutinas porque así ya saben que toca cada día, lo malo es cuando te lo saltas. – Rutinas: imprescindibles en mi vida con los gemelos!! –

Siguiendo con el párrafo anterior, cada mañana al levantarnos me dan sus dos botes de agua, el móvil y el cargador, todo esto en el caso de que yo decida salir por la puerta del dormitorio sin haber hecho éste ritual. Cómo lo haga estoy lista!!

Las evoluciones

Uno de los peques ha sustituido el chupete por una almohada nube, a la que da mil vueltas antes de acomodarse y dormir. Ya tiene su ritual de sueño, su postura para dormir y no necesita de nadie! Un descanso para mi brazo, la verdad sea dicha!

Con el otro gemelos estamos en operación “chupete fuera” que acepta gratamente y te entrega no uno sino 3 chupetes: el que lleva en la boca y uno en cada mano. Por el momento funciona bien, se los escondemos y no los reclama. Aún estamos cediendo en momentos de enfermedad y alguna vez para dormir.

Otra manía y evolución de varias es que, para tranquilizarse, uno de ellos necesita tener galletas en las manos, aunque no se las coma!! Sólo se las come si está rota o bien le decimos que lo haga. Eso le pasa únicamente en trayectos largos de coche.

Las superadas

Tengo dos juegos de zapatillas deportivas para cada uno, uno en negro y otra en gris. Uno de los peques no consentía que le pusiese las negras, porque para diferenciarlos en la guarde siempre le pongo las grises.  Anuncio oficialmente que la manía ya ha sido superada en el viaje que acabamos de realizar. Bastó dejarme mal delante de mi familia cuando dije que montaría el pollo cuando le pusiese la zapatilla negra. No dijo ni “mu”! Mi cara fue un poema 😛

No olvides comentar si te ha gustado y compartir las pequeñas manías y también costumbres de nuestros pequeños terremotos! Gracias por leer.

 

 

 

 

 

3 comentarios

  1. ja,ja,ja… si es que los peques son lo más. Los míos también tienen bastantes manías. Algunas nos hacen gracia y otras, supongo que como la de la escobilla del tuyo, no tanta. Un beso!

  2. Je, la escobilla sobre la mesa…. cosas inexplicables no?

Deja un comentario