Control de esfínteres en el colegio y consecuencias

Resumen del control de esfínteres en el colegio

A pesar de no escribir mucho en el blog, últimamente me estoy convirtiendo en mamá monotema en redes sociales, pero es que el tema del control de esfínteres en los pequeños es mi principal preocupación en estos momentos y voy a explicar por qué.

En el colegio de mis hijos, cuando hubo la reunión de padres, nos dijeron que los niños con pañal no podían ir, hasta ahí correcto. Como recordaréis hicimos la operación pañal a mitad de Julio y mis hijos cogieron la dinámica rápidamente, y con el paso del tiempo me han ido pidiendo ir al baño, o directamente se sentaban en los orinales/wc y hasta ahí bien.

Si que es cierto que me llevaba mudas de sobra cuando hacíamos salidas, porque se les escapaba un poco, lo normal, y no quería llevarlos con el circulito en el pantalón a pesar de ser verano.

Siguiendo con el tema del colegio, en caso de que un peque, en mi caso 2, se hagan pipí encima, es la madre/ padre/ familiar que se indique como contacto, el que tiene que desplazarse hasta el colegio con la muda para cambiar al niño.

Los primeros días fui con frecuencia, achacando tanto viaje a la adaptación de los pequeños. Hace 2 semanas no tuve que ir ni un solo día a cambiarlos, tenían el tema totalmente controlado, pero algo empezó a cambiar.

Uno de los gemelos no tenía problemas con el tema de ir al baño, se baja y sube solo la ropa y va solito en el colegio cuando le hace falta. Así me lo han indicado su profesora. Sólo ha tenido problemas cuando son aguas mayores y no controla aún el tema de limpiarse solito, pero va avanzando.

El otro de los gemelos, el que más problemas presenta, como se le escapaba algún pipí, decidieron sentarlo de forma recurrente en el baño para evitar que yo tuviera que desplazarme al colegio tan a menudo. Eso funcionó en su momento, pero antes del puente ya tuve que ir de nuevo y me di cuenta que dejaba de pedirlo en casa.

Es decir, que no solo no avanza, sino que tanto en el colegio como en casa, el pequeño, que de hecho fue el que tuvo controlada antes la operación pañal, ha tenido un retroceso considerable y ha decidido hacerse automáticamente todos los pipís encima, si no se le insiste.

Lo que ha pasado esta semana

Los dos días he tenido que ir a cambiar a los dos niños. El que tenía controlado el tema tuvo un escape el lunes y justo cuando su hermano lo hacía (ojo a lo que os cuento, porque me parece ciencia ficción). Me llamaron del colegio de parte de los dos profesores, así que durante el tiempo del recreo me llevé a los dos al baño a cambiarlos.

 

Ayer fue un poco más temprano, de nuevo me llamaban los dos profesores. La profesora del mayor me comentaba que había ido al baño por la mañana pero que se había manchado un poco. Cuando llegué al pasillo del colegio, encontré al mayor de los gemelos, que cuando me vio me preguntó por su hermano señalando a la puerta. Lo cambié y luego fui a cambiar al otro, por el que tuve que volver porque estaba empapado hasta los zapatos.

El profesor del segundo me dijo que se sorprendía que el otro fuera solo al baño y el que tiene en clase no. Lo relacionaba a que en casa están juntos y “se copia” del otro, por lo que al estar separados no lo hace solo.

Hoy ya he ido en dos tandas a cambiarlos. Primero al pequeño, empapado otra vez hasta arriba, luego al mayor, que estaba menos. Me he venido abajo al dejar al mayor con su profesora y ver a uno en una punta del patio del colegio y al otro jugando solo en la otra punta. No se buscan, no juegan juntos y al pequeño lo veo tan solito que he roto a llorar.

No sé como solucionarlo, los profesores son conscientes y me ven todos los días allí, supongo que en próximas reuniones con ellos tendremos que abordar el tema para ver como lo afrontamos si no hay una mejoría de la situación.

Otras consecuencias

Imaginaos que trabajo en una empresa, que no puedo ir a cambiarlos. Tendría que ir mi suegra todos los días? Y si no tuviera  a mi suegra?  (a la que no pienso poner en la tesitura de tener que ir todas las mañanas a cambiarlos).

Obviamente no me puedo plantear otra cosa que trabajar desde casa, buscarme la vida para una “conciliación” posible sin tener jefe al que darle 20 millones de explicaciones, sin tener que salir 1 / 2 / varias veces al día. Así que por ahora me quedo en casa y que vaya saliendo lo que sea que vaya saliendo.

El tema de la búsqueda de empleo por el momento lo veo prácticamente imposible. Incluso la organización de las mañanas en casa a veces se hace imposible, se corta toda la mañana cuando tengo que ir, con gusto por un lado porque los veo en el colegio, en su salsa, por otro lado me voy siempre de allí, como se suele decir, con el pellizquito en el estómago, cada vez más grande.

Sólo queda esperar como se desarrolla todo, me está empezando a afectar porque me pilla novata total. Alguna mami me ha hecho llegar sus experiencias y me tranquiliza, cuando me acuerdo de sus testimonios, pero creo que lo llevo peor que ellos. No lo sé. Ya os contaré

 

 

5 comentarios

  1. Tengo que reconocerte, que mientras te leía se me han escapado alguna que otra lagrimilla. No es normal lo que están pasando porque el colegio oblige a estar separado, ni el colegio ni Cristo vamos, nadie mejor qeu tú sabrá lo que hay y eres la que debes decidir si ponerlos juntos o no y más sabiendo que puede ser beneficioso para ambos. Tienes todo mi apoyo y confianza. Para lo que necesites, auqneu sea desahogarte, me tienes aqui. Un besazo

    • la semana que viene habrá reuniones con uno de los profes, de todos los padres, así que supongo que la siguiente con el otro profesor. veremos después de un margen de tiempo qué pasa.

  2. Jolines, se me parte el corazón al imaginarles así, y tan separaditos…

    • yo hoy me he ido llorando del cole. mucha gente me dice que es normal y todo eso, opiniones diversas, pero yo hoy me he ido tocada después de cambiar al peque.

  3. Ánimo! Espero que pronto mejore la situación.
    Un abrazo

Deja un comentario