Microcuento 7: El Gorrión

Introducción (del no tan microcuento) Podríamos hablar de Gorriones de una aclamada serie que ha acabado su sexta temporada hace poco, pero no! Esto va de gorriones reales, de los de andar por casa 🙂 Y es curioso porque una servidora se quejaba de los pocos Pokémons que hay por aquí en el pueblo, que sólo me salen Ratas, serpientes y pajaritos; pero también reconozco que la tranquilidad de la noche, ver estrellas que no se ven en la gran ciudad y los pajaritos cantando por la mañana en el patio trasero lo compensan todo. Eso le decía ayer a…

Leer más

Microcuento 6: Encuentros en la “III” Fase

Mi hijo debió ser abducido anoche! porque se fue a la cama un niño sonriente y gracioso que había estado haciendo pedorretas, imitando a los indios y los gestos que mamá y él hacen de vez en cuando, de manera cómplice y que me indican que mi gemelo pequeño, G2 o monito, está en modo esponja y lo aprende todo; pero a la 1 am me trajeron a un enanito precioso pero poseído por algún tipo de alien o quizá le iba a salir uno de la barriga, porque estuvo más de 1 hora que no paraba de llorar del berrinche. Ya pasamos…

Leer más

Microcuento 6: Cuaderno de Bitácora

Cuaderno de Pitágoras Bitácora Capitana Pirata Mombie Mamá d Gemelos Embarcación: Colecho I Noche 1 Los Grumetes parecen estar poseídos. Realizan en horario nocturno movimientos sincronizados con los ojos cerrados y en lados opuesto a su capitana, duermen durante mis guardias en la misma posición y gesticulan igual en tiempo y forma. No lo puedo creer, ni que fueran gemelos!! Seguiré vigilando y anotando el comportamiento extraño de los mismos, por si es necesario realizar una investigación más profunda (verídico). Noche 2 El grumete más pequeño por un minuto parece feliz, en la guardia nocturna de la embarcación colecho de su hermano, él…

Leer más

Microcuento 5: El Mando Universal

Los gemelos tenían predilección por los juguetes artesanales sin pilas, quizás porque eran aquellos que siempre les entretenía y nunca les fallaban.  Entre los electrónicos había algún favorito (antes del mando universal), el elefante que escupía bolas o el robot bailarín, pero Mamá d Gemelos los escondía porque siempre se quedaban sin energía tras pasar por manos de los dos pequeños. Un día descubrieron un maravilloso objeto llamado “el mando a distancia”. A pilas, incombustible, incansable ante el machaque constante del botón rojo de ON/OFF y el cambio de manos de G1 a G2 -sobretodo de éste último- y, más…

Leer más

Microcuento 4: El sabotaje a la hora del café

Érase una vez que se era… y bla bla bla! Estaba descansando tras una mañana de visita a la guardería con los peques, un paseo bajo un sol muy agradable, y una deliciosa comida para los gemelos y para mi. Los niños se acababan de quedar dormidos en su siesta habitual, así que aprovecho para hacerme un café, ya era muy tarde para echarme la siesta en la cama y desconectar del mundo. Tomé una de mi tazas, esas que colecciono, la llené de café recién hecho y humeante, añadí un poquito de leche y su cucharada de azúcar; me…

Leer más

Microcuento 2: el secuestro de Mamá d Gemelos

El Comunicado: Hoy me han hecho una encerrona porque hasta la siesta todo ha ido bien. Al despertarse me lo tendría que haber olido, porque lo han hecho a la vez como si fuera algo planificado. Un llantito sin lágrimas del mayor tras la siesta tendría que haber sido la alarma que me avisase de lo que estaba por llegar. Nada más llegar a las escaleras el gemelo1 ha incrementado el llanto y el gemelo2 se ha puesto a su lado, me he agachado para consolarlo; cuando estaba en mi regazo se ha calmado de golpe y me han rodeado.…

Leer más

Microcuento 1: Duelo de miradas. El primer desafío

Érase una vez una mamá acabándose el café mientras observaba por el rabillo del ojo como sus Gemelos terminaban su desayuno. En ese momento empieza a escuchar pequeños impactos casi rítmicos de objetos cayendo al suelo y al desviar la mirada se encuentra a Gemelo1 devolviéndole la misma. Se quedan mirando fijamente a los ojos. Mamá d Gemelos se da cuenta de que el pequeño briboncete está tirando su desayuno al suelo, y éste al verse sorprendido se queda observando a mamá y quieto como una estatua… la tensión aumenta, el niño intenta adivinar si su madre le ríe o…

Leer más