Adiro y Progesterona en mi embarazo

Adiro y Progesterona. Sólo si lo indica un especialista

Esta publicación será corta, pero viene a contestar a la cantidad de embarazadas que se preguntan el por qué se prescriben por su ginecólogo. Voy a insistir en que es el especialista quien debe indicar si se toman o no, y que esto es lo que yo viví y a título meramente informativo =)

Como persona que ha sufrido 2 abortos y que ha recibido consejos tanto de ginecólogos como de mi GRAN hematólogo (eso irá en otra publicación), os digo que es totalmente normal.

Progesterona

La Progesterona es la hormona que segrega el ovario de forma natural y que prepara el útero para la implantación del óvulo fecundado; o como me decían a mi “lo nutre”. En caso de que el ginecólogo lo considere, se prescribe la Progesterona en óvulos; ésta se administra por vía vaginal o vía oral, la segunda opción puede producir más contraindicaciones (por los casos que conozco), así que en mi caso escogí la segunda opción y por la noche. Ventajas: permaneces tumbada y dado que puede producir somnolencia, pues oye!! se aprovecha y se duerme bien. En mi caso no produjo ningún efecto secundario.

Los casos en los que prescribe esta hormona son:

1) Cuando se han tenido abortos previos, suelen mandarlo de forma habitual para evitar nuevos abortos. Se prescribe durante las semanas que el ginecólogo considere. Yo estuve con progesterona en mi embarazo gemelar hasta la semana 20 de gestación

2) Cuando en las primeras semanas de gestación se producen manchados o sangrados. Puede ir acompañado de reposo relativo o absoluto. Aunque no siempre es “garantía” de evitar un aborto diferido, con ésto quiere decir, que si tiene que pararse el embarazo se parará. Es durillo ésto pero es así, es una hormona que sirve para ayudar no para “arreglar”… para que se entienda.

Adiro

Adiro es aspirina; de hecho se toma Adiro o aspirina infantil, A.S.S.
Como anticoagulante mejora la circulación en los vasos sanguíneos más pequeños o capilares, y en el embarazo se produce una disminución de la velocidad de la sangre en torno al bebé y se pueden producir microinfartos (si la sangre fuese un poco más densa de lo adecuado y se formasen coágulos pequeños) que hagan que la sangre no llegue correctamente al bebé y se produzca un aborto. Por eso se recomienda tomarla.

 
Mi hematólogo me recomendó la aspirina en la fase lútea mientras durase la búsqueda del bebé, pero claro que mi caso se ha tenido que complementar con Heparina durante todo el embarazo, por temas de trombofilias, así que considero muy importante que sea tú ginecólogo quien te lo prescriba si lo considera oportuno y la duración del tratamiento.

Desconozco si hay más aspectos a considerar, éstos son los que se me indicaron a mi en su momento, tanto lo que es cada una de las dos, como para qué sirven.

Cualquier dato adicional, puedes indicarlo comentario y así aprendemos yo y todas las que lean esta publicación (que al final no fue tan corta 😛 )

 

2 comentarios

  1. Hola!! me gustaría saber hasta q semana tomaste adiro ya estoy en mi semana 35 y aún no me lo han retirado yo tengo miedo pues mis mellis se pueden adelantar y yo sigo con adiro… me lo mandaron simplemente por protocolo de Fiv… gracias!!!

  2. El problema sería si estuvieses con Heparina, pero incluso con ésta estuve hasta el día anterior al embarazo, sólo me la retiraron el día del parto. Yo tomé Adiro hasta la Semana 30. Consulta al médico que te dijo que te lo tomaras para ver cuando debes dejar de hacerlo. Un saludo 🙂

Deja un comentario